Si se desea hacer un recorrido de vinos por el Perú, existe un lugar al que todo entusiasta debe acudir. Nos referimos a la hacienda de vinos Tacama la primera de este tipo (no solo de la nación) sino del cono sur del continente. Y es que, aunque Perú no sea hoy en día un exponente vitivinícola a nivel mundial, otrora fue la raíz del movimiento vinícola de la región, de donde salieron las cepas que hoy en día han ganado renombre en el continente.

La Hacienda Tacama, ubicada en Ica, está claramente orgullosa de su tradición vinícola y ofrece a menudo tours guiados tanto para los curiosos como para los amantes del vino. El Tour Tradicional, el cual es gratuito, enseña el origen de la hacienda y permite observar en persona el proceso de producción de los vinos de la misma. Como buen tour vinícola, se ofrece una cata de vinos y piscos, para así cerrar con broche de oro el recorrido.

Sin embargo, si el visitante posee intereses más profundos, existen varios tours en la misma hacienda que permiten conocer más a fondo, tanto el lugar como el proceso de producción de estos vinos, incluyendo las bodegas donde se mantienen guardados estos durante el proceso de fermentación. Por supuesto, todos vienen con catas de vino incluidas, y mientras más detallado (y costoso) sea el tour, la cata final incluirá vinos más exquisitos y en mayor cantidad.

Aparte de los tours por la hacienda, en la misma se ofrecen también, como es de esperar, botellas de todos sus productos. Tienen también un restaurant donde se puede disfrutar de la mejor comida peruana acompañada, por supuesto, de los tradicionales y exquisitos vinos de la hacienda Tacama, la primera hacienda de vinos del Perú y una visita obligatoria para cualquiera que desee conocer más acerca de la historia y la tradición vinícola de la región.