Penilunium: El tinto peruano tradicional que busca posicionarse en el mercado.

En cuanto a vinos, Chile y Argentina son los principales exponentes del cono sur de Latinoamérica. Sin embargo, estos países distan de ser los únicos en la región con una establecida tradición enóloga. De hecho, aunque menos conocida internacionalmente, en Perú se ha producido vinos desde el siglo XVI, tradición importada durante la época de la colonia que no ha caído en el olvido.

Ahora, gracias a un nuevo producto de alto nivel, es posible que Perú deje de ser un desconocido en el mercado y pase a ser reconocido a nivel mundial.

Nos referimos al tinto seco de reserva “Plenilunium de Luna Negra”, cuya producción actual es destinada principalmente a los más exclusivos restaurantes peruanos. Ahora que ha obtenido éxito en el mercado local, existen planes para llevarlo al internacional, posiblemente posicionándolo entre los más exquisitos de la región.

El Plenilunium de Luna Negra viene de la mano de Bernardo Roca Rey, actual presidente de la Asociación Gastronómica de Perú y uno de los creadores de la famosa Cocina Novoandina, quien se ha dado a la tarea de acabar con la idea de que en Perú no se producen buenos vinos.

Y es que existen razones para apostar por este novedoso tinto. Según nos explica Roca Rey, Plenilunium de Luna Negra es el resultado de una cepa de uva importada por los colonizadores que cayó en el olvido con el paso del tiempo. En otras palabras, se trata de una de las uvas más antiguas de la región, y una favorecida por los primeros enólogos latinoamericanos.

Actualmente se produce entre 1.500 y 1.800 botellas de este vino por año, y existen planes para aumentar la producción y así empezar a exportar. La meta es extender la exportación de vinos del Perú y, con este vino como punto fuerte, quizás ganar alguna medalla en el Concours Mondial de Bruxelles, la cual sería la primera para Perú desde 2016.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *