Estudios del vino, ¿Ciencia que estudiar o tendencia?

El mundo educativo está lleno de posibles carreras. Desde las más históricamente conocidas, como lo son las ingenierías, las ciencias, o la medicina, hasta las más oscuras, como lo son algunos postgrados en estudios culturales, especializaciones extremadamente centradas al punto de parecer poco útiles, o licenciaturas en cosas que, al final del día, nadie jamás ha necesitado estudios formales para hacer.

Recientemente se le ha agregado a la lista de carreras poco comunes precisamente una serie de especializaciones o diplomados en vino que han aparecido en varios países del mundo. Y no se trata de países o universidades extrañas, ya que se puede hallar información sobre estudios en vino en institutos de países como Estados Unidos, Francia, Australia, o incluso Japón, demostrando que la tendencia no pertenece a una sola cultura.

Los programas varían, por supuesto. Las metas, duraciones, y costos de estos también cambian según el país e instituto, pero una cosa siempre se mantiene: Estos cursos son únicamente para verdaderos amantes del vino, aquellos que quieren aprender todo lo posible sobre esta bebida y sus métodos de producción. De hecho, es posible que la aparición de dichos cursos conlleve a la creación de más viñedos, y ¿no sería eso excelente?

Según el instituto y el programa, los estudios pueden centrarse en temas muy diversos: desde el definitivamente útil diplomado en la industria del vino, para aquellos que desean entrar al mercado, hasta diplomas en catado y estudios en enología que aparecerán en los sueños de aquellos entusiastas cuyos intereses van más hacia la bebida que hacia su producción. La Universidad de Melbourne, en Australia, incluso agrega al certificado (el cual cuesta la nada económica suma de 9.000 dólares australianos por año) un curso en historia del vino, desde sus orígenes en Francia hasta el presente, pasando por los muchos cambios en las recetas tradicionales.

Ya el mundo tiene sus primeros expertos universitarios en vino. Y ustedes, ¿quieren unirse a la carrera?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *